Este tipo de sesión se realiza durante los 15 primeros días de vida del bebé.  Durante ese periodo aún conservan la posturas fetales que mantenían en el vientre materno y se pueden conseguir imágenes únicas e irrepetibles.

Es una sesión bastante larga, puede llegar a durar hasta 3 horas, dependiendo de cada bebé.   Son tan largas porque es el bebé quien va marcando los ritmos, siempre vamos a atender primero sus necesidades y además, para conseguir los posados que se necesitan para esta sesión hace falta tiempo.

Se realizan en mi estudio que está completamente acondicionado para este tipo de fotografía y para que los papás estén cómodos en esta etapa tan delicada, donde van con cansancio acumulado y sentimientos a flor de piel.

 

Para mí es importante conseguir variedad en las sesiones de recién nacido y, aunque sea el bebé quien va a marcar el ritmo de la sesión, yo intento siempre que al final haya variedad de poses y escenarios.   Por eso suelo dividir las sesiones en algunas poses en diferentes props y otras en el puf, sin dejar de lado los preciosos detalles de estos días.

 

Aprovecharemos cuando esté tranquilo para capturar esos detalles que sólo con mirarlos huelen a bebé… 

Intentaremos siempre realizar alguna fotografía con hermanitos mayores si los hay… Son las fotos favoritas de la familia, ¡especialmente de las abuelitas! Como en estos días todo es una locura, no hay que preocuparse de la ropa para los hermanos mayores.  Tengo en el estudio algo de ropa,  un par de modelos de vestidos para las niñas y pantalones beige con camisa blanca para los niños. Os dejo un ejemplo de este tipo de imágenes tan bonitas.

Y se realizarán también unas de las fotografía más emotivas, las fotografías con los papás y las fotografías familiares.   Para este tipo de fotografía o se realizan piel con piel con el bebé o con ropa neutra, por lo que se recomienda traer alguna camisa o camiseta blanca.

– Es MUY IMPORTANTE reservar durante el embarazo para asegurar disponibilidad en la agenda durante los primeros 15 días de vida del bebé.
– Dejad que el bebé siga su ritmo normal, no forcéis que se mantenga despierto para conseguir que se duerma en la sesión porque muchas veces el bebé está incluso más inquieto.  Nosotros nos adaptaremos al ritmo del bebé y no al revés. 
– Ese día intentad que la ropa que le pongáis al bebé sea sencilla de quitar.   Si toma suplemento de leche, hay que traer alguna toma y si usa chupete os recomiendo que lo traigáis también. 
– Se recomienda traer para las fotos de familia camisa o camiseta blanca, o algún tipo de ropa que sea neutra o atemporal.   

El mismo día que nazca el bebé simplemente me avisáis, me indicáis cuánto ha pesado para preparar los props acordes a su tamaño y si ha sido cesárea o parto natural (si ha sido cesárea apuraremos un poquito más los días siempre que la agenda lo permita para darle a la mamá tiempo a estar un poquito más recuperada).  A los pocos días, cuando ya estéis más tranquilos, concretaremos la cita para la sesión.

Aquí te dejo un vídeo de cómo es una sesión de recién nacido en mi estudio, ¡no te lo puedes perder!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×