El primer cumpleaños del bebé es un momento especial en la vida de las familias… ¡Qué rápido ha pasado todo y cuándo ha cambiado!  Se cierra un ciclo, una etapa, y qué mejor que registrar ese momento con una sesión smash cake y guardar ese momento para siempre.   Es una sesión que debe hacerse muy rápida ya que el bebé se cansa con facilidad, hay que aprovechar ese ratito que juegue con nosotros para robarle todas las fotitos que podamos.     Se hace en un decorado donde se harán fotos primero al bebé, luego se le pondrá la tarta y terminaremos dándole un bañito.     Aunque pueda parecer extraño, ocurre muchas veces que a los bebés no les gusta tocar la tarta, les resulta desagradable mancharse, en ese caso le daremos una cucharita de madera y la tarta la retiraremos rápido para no agobiarle y que podamos continuar con la sesión, ¡no vamos a dejar que eso nos estropee el momento!  ¿Te apuntas a la fiesta?

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad
×